Huella de Carbono

El cambio climático, provocado por la emisión de Gases de Efecto Invernadero y en especial del CO2, es el azote de nuestro tiempo. Existen evidencias considerables de que la mayor parte del calentamiento global ha sido causado por las actividades humanas. Hoy día, casi todas las actividades que realizamos y bienes que poseemos y utilizamos  implican consumir energía, lo que significa contribuir a las emisiones a la atmósfera y la huella de carbono.

Bajo este prisma, la huella de carbono representa una medida para la contribución de las organizaciones a ser entidades socialmente responsables. La huella de carbono es un elemento más de concienciación para la asunción entre los ciudadanos de prácticas más sostenibles.

Con esta iniciativa y el necesario conocimiento que la población debería tener sobre la huella de carbono, se pretende cuantificar la cantidad de emisiones de gas de efecto invernadero, medidas en emisiones de CO2 equivalente, que son liberadas a la atmósfera debido a nuestras actividades cotidianas o a la comercialización de un producto. Este análisis de la huella de carbono abarca todas las actividades de su ciclo de vida (desde la adquisición de las materias primas hasta su gestión como residuo) permitiendo a los consumidores decidir qué alimentos comprar en base a la contaminación generada como resultado de los procesos por los que ha pasado.

La medición de la huella de carbono de un producto crea verdaderos beneficios para las organizaciones. La huella de carbono identifica las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero de un producto. Esto por lo tanto permite definir mejores objetivos, políticas y estrategias de reducción  o compensación de emisiones más efectivas e iniciativas de ahorros de costo mejor dirigidas, todo ello consecuencia de un mejor conocimiento de los puntos críticos para la reducción de emisiones, que pueden o no pueden ser de responsabilidad directa de la organización.

Desde BrioAgro queremos que los agricultores sean conscientes de la importancia que tiene el conocimiento de los efectos que nuestras acciones tienen sobre el medio ambiente y defendemos por ello que medidas como la huella de carbono sean mostradas para que podamos controlarlas y reducirlas mediante el cuidado y la tecnología en la agricultura, como por ejemplo mediante la sensorización.

 

 

Símbolo internacional de la Huella de Carbono
Símbolo internacional de la Huella de Carbono
Please follow and like us:

Ag Tech ¿Una solución en tiempos de crisis?

 

Siempre se ha dicho que los momentos de crisis son momentos de cambio. La gravedad de la actual hace presagiar que se producirán grandes y profundas renovaciones en el tejido empresarial de nuestro país. Uno de los sectores en mayor evolución en los últimos años es el agrícola. Un sector fundamental en la economía española y que se adapta a los nuevos tiempos. La tecnología agrícola ( Ag Tech) está disfrutando de un momento de auge.

Cualquier situación, con independencia de lo adversa que parezca, siempre ofrece nuevas oportunidades y campos a explorar.Alguna  de las oportunidades que se nos muestra es la utilización de una tecnología tan puntera como  la Big Data.

La utilización de esta tecnología, como todo, cuanta con sus admiradores y sus detractores. Algunos expertos entienden que puede lograr una revolución en el mundo agrario aumentando la productividad hasta puntos desconocidos en la actualidad, debido a el conocimiento de las tierras y la eficacia a la hora de trabajarla.

Los detractores, sin embargo, critican este sistemas alegando que ya no se necesitarían las habilidades agrarias y por tanto se podrían perder puestos de trabajo. Algo que no parece del todo cierto ya que este sistema puede ofrecer información y datos pero en ningún caso substituir al agricultor.

Otra de las críticas viene surgida por el miedo a que los datos puedan ser utilizados por la competencia de un determinado agricultor.

big data 2Para solventar estas dudas se necesita que esta tecnología se haga cada vez más común y ver los resultados definitivos.

Con la intención de apoyar los proyectos innovadores en materia de agricultura y otros la Junta de Extremadura ha aprobado destinar 5 millones de euros.

El plan se llevará a cabo a través del programa ‘Open Future’, impulsado por Telefónica en colaboración con el Ejecutivo regional, que arrancará el próximo mes de septiembre con un espacio de aceleración de doce proyectos ubicado en Cáceres.

Además de esta línea de actuación con doce proyectos concretos, ‘Extremadura Open Future’ operará de forma simultánea a través de una plataforma web, desde la que se hará un llamamiento a emprendedores para que den respuesta a una serie de retos identificados con los sectores definidos en la estrategia de especialización inteligente de la región, a los que se destinarán los fondos del nuevo programa operativo de la Unión Europea: turismo, tecnologías de la información y la comunicación, energías limpias, agroalimentación y salud.

Please follow and like us:

La colaboración, clave para ganar en competitividad agraria

La supervivencia y el futuro sector agroalimentario pasan en buena parte por la necesidad de aunar el trabajo y los esfuerzos de las entidades públicas y las privadas y, en vez de ‘hacer la guerra’ cada uno por su cuenta, unir sus actuaciones en beneficio de esta industria y de todos sus componentes.

Algunos de los principales organismos de investigaciónen materia agroalimentaria a escala nacional apuestan desde hace tiempo por esta fórmula que genera sinergias. Entre ellos, destaca la iniciativa impulsada por Cajamar, junto a la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad.

Estas tres entidades fomentan el denominado ‘Nodo de excelencia científica en agricultura intensiva como factor de competitividad’, una herramienta de debate sobre aspectos relacionados con la importancia de la colaboración y coordinación entre agentes de I+D+i del sistema de innovación almeriense. Recientemente, se han reunido en el Centro de Cultura de Cajamar, con la presencia de una treintena de investigadores procedentes de la Universidad de
Entre los participantes en este encuentro destacarinvernaderoon Andrés Montero Aparicio, coordinador de la Oficina de Proyectos del INIA, que ahondó en la ‘Estrategia europea de colaboración público-privada’, Carlos García Delagado, director técnico del Avanzado de la CTA, y Nathalie Chavrier, responsable técnico de Sector Agroalimentario de la CTA, que abordaron las Oportunidades de colaboración en programas de I+D+i. Las ponencias se orientaron hacia los distintos programas de investigación y los mecanismos de financiación en el seno de la política de I+D europea, incitando a la unión de todos los centros asistentes para poder acceder a ella de forma más fácil.

Posteriormente hubo un coloquio, moderado por Roberto García Torrente, director técnico de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, y Gerardo Jiménez Luque, director técnico de la CTA, en el que participaron también los responsables de los distintos centros de investigación, corroborando la necesidad de alcanzar un posicionamiento activo en el nuevo marco de financiación europeo del I+D+i, abordándolo de manera coordinada y con la colaboración de todos los implicados. Según los datos que maneja la CTA, aún queda mucho camino por recorrer para mejorar la competitividad del sector agroalimentar

io almeriense. Uno de los aspectos más importantes es el escaso nivel de productividad media de los invernaderos de la de Almería, así como en el conjunto de España. El rendimiento de los cultivos de tomate españoles está en torno a un 15% del obtenido por países del norte de Europa, entre ellos, Holanda, Reino Unido o Bélgica.Respecto a las tecnologías de los invernaderos, los retos más acuciantes pasan por varias líneas estratégicas. Una de ellas, la agronómica, se centran en la necesidad de ahondar en nuevas variedades, mejoras en la protección y ahondar en el sistema de producción con residuo cero. En materia energética, hay que garantizar un suministro con un precio razonable ajustado al calendario de producción. Hay que optimizar el uso de inputs y outputs (agua, subproductos, etc) y la gestión, utilizando mecanismos de predicción que ayuden a la toma de decisiones.

Fuente: elalmeria.es

Please follow and like us:

Andalucía aumenta su producción de tomates

Las estimaciones del avance de superficies y producciones agrícolas de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural para la campaña 2014 reflejan un aumento del tomate andaluz del 11% respecto a 2013, ya que en el presente año se espera superar los dos millones de toneladas producidas en la región mientras que el volumen de este cultivo de la pasada campaña ascendía a 1.655.490 toneladas.

Este alimento es la hortaliza con mayor producción de la comunidad autónoma según las previsiones elaboradas por la Consejería en base a los datos disponibles actualmente (a fecha de 30 de junio). Esta cantidad total estimada contempla diferentes tipos de tomates: el que se obtiene entre enero y mayo (919.014 toneladas), el tomate cuyo plazo de recolección se establece entre junio y septiembre e incluye ttomatesomate de conserva (761.837 toneladas) y el tomate que se recogerá entre octubre y diciembre que serán unas 370.000 toneladas.

Por otro lado, la producción de pimiento es la segunda con mayor volumen en 2014 en base a las estimaciones de la Consejería al alcanzar las 765.933 toneladas que se cosechan principalmente en Almería (651.170 toneladas).

En el tercer puesto de la lista de hortalizas más producidas en Andalucía en esta campaña se encontraría el pepino, con 673.036 toneladas totales, 662.188 toneladas de pepino protegido -cultivado bajo abrigo- y 10.848 toneladas de pepino al aire libre.

Además de estos alimentos, en la comunidad autónoma andaluza también se estima una producción en esta campaña, entre otras hortalizas, de 385.055 toneladas de calabacines, de 286.015 toneladas de lechuga, de 179.096 toneladas de berenjenas y de 117.000 toneladas de cebollas.

Fuente: Europa press

Please follow and like us:

El crecimiento de la agricultura ecológica

El sector de la agricultura ecológica está viviendo una etapa de creciente expansión en la Unión Europea, se ha incrementado tanto el número de explotaciones como el número de agricultores que se dedican al cultivo ecológico. Según las estadísticas facilitadas por la UE, en el año 2002 unos 5’7 millones de hectáreas estaban destinadas a la producción ecológica, en 2011 se alcanzaron los 9’6 millones de hectáreas destinadas al cultivo ecológico, lo que supone un incremento anual de unas 500.000 hectáreas. Aunque el crecimiento es notable, el volumen destinado a la producción ecológica equivale sólo al 5’4% de la superficie útil agrícola de la Unión Europea.

En el año 2010 existían más de 186.000 explotaciones orgánicas en la UE, la mayor parte presentes en los países comunitarios que se adhirieron a la UE antes del año 2004. La legislación nacional y comunitaria ayudó, entre otras cosas, a estimular el desarrollo de este sector. Los países que se adhirieron a la UE después del año 2004 también han experimentado una expansión notable de este tipo de explotaciones, incrementándose la superficie destinada al cultivo ecológico en un 13% anual, además, el número de explotaciones se ha multiplicado por diez en el periodo comprendido entre el año 2003 y 2010. Todos los datos parecen apuntar que el crecimiento de la agricultura ecológica en la Unión Europea se mantendrá en los próximos años a un ritmo elevado y constante, consecuencia de la creciente demanda de los consumidores de los países comunitarios y de otros países del mundo.
Agricultura-Ecológica
Otro dato a tener en cuenta, según el informe de la UE, los administradores de las granjas orgánicas suelen ser más jóvenes que los agricultores que trabajan en cultivos convencionales, los agricultores menores de 55 años representan un 61’3% del total del sector que se destina a la producción ecológica, frente al 44’2% de quienes se dedican a la producción no ecológica. En lo que respecta a la producción ecológica de animales, ésta sigue siendo bastante limitada en comparación con otros tipos de producción, sólo representa el 1% de todos los animales con fines alimentarios que se producen en la UE, por lo que se aprecia claramente que es la agricultura la que experimenta mayor auge y expansión.

En la última década, tanto el número de explotaciones como el área destinada a la agricultura ecológica se ha incrementado en la Unión Europea en más de un 50%, parece que la crisis económica no ha mermado ni la producción ni las ventas. Ante estas cifras es lógico que la Comisión Europea esté buscando mejores fórmulas para la agricultura ecológica, se pretende consolidar la confianza del consumidor en los productos ecológicos y eliminar aquellos obstáculos para el desarrollo de este tipo de agricultura, así lo explica Dacian Ciolos, comisario europeo para la agricultura y el desarrollo rural. Pero es algo difícil de creer, ya que uno de los principales obstáculos es la imposible coexistencia entre producciones ecológicas y transgénicas, la UE alaba el crecimiento de los alimentos ecológicos, pero también pretende que se aprueben los alimentos transgénicos y en ello, como sabemos, trabaja desde hace años.

Please follow and like us:

Optimizar recursos

 Bajo un escenario no sólo de escasez hídrica, energética y de mano de obra, sino que también de mayor dificultad en el acceso a cultivos y cambio en el uso de productos químicos por elementos más naturales y menos nocivos para la salud humana, la agricultura se ha vuelto un campo fértil y muy interesante para innovar y tratar de optimizar recursos.

Es así que son varias las instituciones del país, como la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), la Comisión Nacional de Riego (CNR), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), universidades y privados, entre otras, las que están apoyando proyectos para cambiar y mejorar los procesos en el agro, de manera de que puedan impulsar su productividad y competitividad.

Existe una necesidad de cambio en el sector. Así lo revela la última encuesta realizada en mayo, sobre perspectivas de la industria para la temporada 2014/2015, de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA). En ella, se señala que se espera que los mercados externos, el dólar y condiciones fito y zoosanitarias se comporten favorablemente en los próximos cuatro años. Sin embargo, los encuestados proyectaron que la disponibilidad de mano de obra, seguridad en los campos y uso y gestión del agua son los aspectos más críticos y complicados para dicho período. De ahí, la importancia de incorporar nuevas tecnologías y sistemas a sus procesos.

Durante los últimos tres años, el FIA ha invertido alrededor de $ 1.250 millones para apoyar iniciativas de innovación en el agricultura. El director ejecutivo de la entidad, Héctor Echeverría, comenta que, además de maquinarias, se están haciendo innovaciones en el área de insumos y procesos. Sin embargo, lo que más se está realizando es la adaptación de tecnologías extranjeras a la realidad local.

Pese a ello, recalca que han surgido empresas nacionales que están desarrollando innovaciones a partir de licenciamientos internacionales, o creaciones totalmente chilenas. Acota que han ayudado a ello, las convocatorias que anualmente realiza la institución, donde se apoyan iniciativas que, además de responder a una problemática local, tienen posibilidades de ser patentadas y comercializadas en el mercado internacional.

Explica que lo importante es que las tecnologías contribuyan a disminuir los costos de producción, aumentar la productividad , optimizar recursos y evitar la accidentabilidad. Como ejemplo del impacto que se genera, menciona la creación de una máquina desbrotadora química selectiva para la industrinvernaderoia vitivinícola, la que está siendo desarrollada por Sargent Agrícola. El sistema preve ahorros de entre un 50% y 60% en el uso de mano de obra para la aplicación de químicos. un nuevo carro facilitador de cosechas de olivo, que reduce los tiempos de cosech
a. O el caso de controladores climáticos para invernaderos capaces de medir las necesidades de agua de las plantas.

En cuanto al uso del recurso hídrico, el secretario ejecutivo de la CNR, Patricio Grez, señala que dentro del presupuesto para este año, que llega a los $56 mil millones para diversos proyectos de riego, cuentan con $ 2.700 millones para iniciativas innovadoras, las cuales están enfocadas en la masificación del uso de Energías Renovables no Convencionales en los sistemas de riego tecnificado y la instalación de equipos o aplicación de procesos que permitan la recuperación de aguas contaminadas con elementos físicos, químicos u orgánicos.

 

 

Please follow and like us:

Cuatro jóvenes crean una empresa de drones

Conseguir que tu hobby se convierta en la manera de ganarte la vida. Es el sueño dorado. Una utopía al alcance de pocos y sin embargo es la historia de cuatro jóvenes cordobeses, responsables de la compañía Azor. Su afición por el aeromodelismo los llevó hace apenas un año a poner en marcha este proyecto que, emulando el vuelo a media y baja altura del ave rapaz que pone nombre a su firma, se ha especializado en el control y fabricación de vehículos aéreos no tripulados, conocidos popularmente como drones, con aplicaciones en campos tan dispares como el audiovisual, la topografía, la agricultura o la arqueología.
Compartieron durante años su amor por el radio control y pese a provenir de distintos ámbitos del conocimiento (la ingeniería y agrónoma, así como la arquitectura) decidieron emprender esta aventura con un mínimo capital de 3.000 euros nada más acabar sus carreras universitarias. En junio de 2013,Jesús Gdron sobrevolando una parcelaarcía Jurado, Jesús Fernández, Pedro Recio y Rubén Solá iniciaron su andadura profesional de la mano del Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial de Córdoba.

Los responsables de Azor fabrican y comercializan estos vehículos aéreos para toda España, con un plazo medio de ejecución de una semana por aparato. Sus funciones pueden desarrollarse en campos muy diversos como la cartografía, donde combinan la tecnología de UAV con herramientas de topografía convencionales; las inspecciones de zonas de difícil acceso mediante imágenes de altaresolución; la arqueología, con modelos digitales de yacimientos; los informes técnicos sobre eficiencia energética o mediciones del terreno; o la agricultura, con el conteo de arbolado, entre otras posibilidades.

Azor también desarrolla su labor en el mundo audiovisual, en el que los drones pueden tener interesantes aplicaciones por la calidad de las imágenes que son capaces de captar estos vehículos a gran altura.

Azor trabaja con la Universidad de Córdoba, así como el Ayuntamiento y la Diputación cordobeses, con DTA (Desarrollos Tecnológico Agroindustrial), Wandavisión o Idaf, la primera spin-off orientada al desarrollo agroforestal, nacida en el seno de la UCO, si bien su cartera de clientes crece día a día.

Sus responsables se marcan como objetivo a medio plazo seguir ampliando su volumen de negocio y reforzar su posicionamiento en el mercado nacional, para lo que cuentan con una estrategia que pasa por una nueva inversión continua en equipos que les haga ser siempre más competitivos.
 


 

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial