Presión atmosférica

La presión atmosférica es la fuerza que ejerce la atmósfera sobre cualquier punto de la superficie terrestre. Se puede medir con el barómetro. Su unidad de medida es la atmósfera, Pascal (N/m2), bares y sus respectivos submúltiplos.

Gráfico de Presión atmosférica con linea de referencia.

Esta es fundamental para favorecer el crecimiento y desarrollo de un cultivo, situándose como valor óptimo los 101 kPa (1010 mbar), que se corresponden con la presión atmosférica existente a nivel del mar.

RANGOS:

La fluctuación de la presión atmosférica existente en los distintos puntos del planeta tierra va a depender de la altitud y la temperatura. A mayor altitud menor será la presión, mientras que a menor altitud y mayor cercanía a nivel del mar mayor será la presión. Por otro lado, otro factor fundamental que afecta a la presión es la temperatura, ya que una mayor temperatura dará lugar a una mayor dispersión de gases y una menor presión, mientras que una menor temperatura dará lugar a una mayor presión atmosférica.

Presión atmosférica alta:

Las zonas de mayor presión atmosférica se suelen corresponder con zonas en las que existe una menor cantidad de agua y pocas precipitaciones, por lo que afectaría de forma directa a las condiciones del cultivo, produciendo un menor desarrollo y crecimiento, una mayor dificultad para la absorción de nutrientes, etc.

Presión atmosférica baja:

Los requerimientos energéticos de los cultivos son muy grandes debido a la necesidad de grandes cantidades de dióxido de carbono, agua y sales minerales para realizar el proceso fotosintético. En zonas donde la presión atmosférica es muy baja se produce un gran descenso del intercambio de gases del cultivo con la atmósfera, lo que afectaría de lleno a la nutrición del cultivo debido a la menor disponibilidad de dióxido de carbono, siendo este gas imprescindible para realizar la fotosíntesis.

Por tanto, podemos decir que una menor presión atmosférica daría lugar a una menor apertura de los estomas, una menor cantidad de C02 disponible para el cultivo, una menor fotosíntesis y por ello una menor nutrición de la planta.

Cultivos bajo control

invernadero-polietileno
 

Brioagro mantiene los cultivos bajo control

Los agricultores así nos lo han demandado, quieren tener el control de su plantación, para tener información de primera mano, rápida, ágil y fácil de entender.
Esto lo conseguimos a través de la monitorización de las principales variables en las que el agricultor puede intervenir para tomar medidas y mejorar la evolución de su cosecha.

 

Ir por delante de los acontecimientos

Nuestro dispositivo de campo envía datos a internet, para procesarlos y enviarlos de vuelta ya interpretados al agricultor. Esta información en manos de técnicos y agricultores experimentados previenen los problemas en las cosechas, antes de que se presenten y sobre todo ahorran muchos costes:

    grafico_brioagro_campo

  • AGUA
  • ENERGÍA ELÉCTRICA
  • ABONOS
  • FITOSANITARIOS

Sostenibilidad medioambiental

Con brioagro el agricultor aumenta el control medioambiental de su campo, mejorando la sostenibilidad tanto por el ahorro en agua y energía, una importante reducción en la huella de carbono, como disminuyendo el aporte de nitratos al sustrato. Quienes producen productos ecológicos saben la importancia que tiene el control de sus producciones.
 


 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial